¿Cómo atraer clientes a tu tienda online o web?

por Gemma Tenas | Bost Marketing | Agencia de marketing digital | Bilbao
atraer-visitas-web

Las compras online se han convertido en una rutina más de nuestro día a día, especialmente desde que la pandemia fustigó nuestro modus vivendi ahora hace casi un año. La mayoría de las personas es consciente de la necesidad de tener una presencia virtual de su negocio, asociación, club, pasión… (lo que sea) para obtener más alcance, para dar un mejor servicio a los usuarios, para ampliar el horario y la atención, para ofrecer una imagen más moderna…

Pero tener una web no es tan sencillo como comprar un dominio y un hosting y dejar que vuele sola. Se puede hacer así pero no da resultados, la inmensidad de Internet engulle la página y la hace desaparecer. Por lo que se hace necesario coger un rol activo: ofrecer contenidos de interés, cuidar el SEO e intentar atraer clientes para que no sólo visiten la página sino que se queden.

Antes de nada debes tener una estrategia definida

Es obvio pero, aún así, muchas veces una web o tienda online arranca sin tener clara una estrategia. ¿Qué quieres transmitir? ¿Cuál es tu producto, tu servicio, tu contribución? Tener claro esto te ayudará a elegir correctamente tus keywords (tus palabras clave) que acompañarán a tu web y con las que buscarás tu posicionamiento SEO.

Una de las herramientas para que SEO valore tu página web es ofreciendo contenido de calidad (texto, imágenes, vídeos, gráficos… relacionados con tu temática) que pueda servir para atraer visitas desconocidas a tu web. Esta es una de las funciones que se busca con el Inbound Marketing, atraer mediante temas atractivos y útiles. Esos usuarios que buscan información acerca de tus palabras clave, pueden convertirse en clientes en un futuro.

A continuación, vamos a ver algunas estrategias efectivas para dirigir a los usuarios a tu web.

Uno de los pilares fundamentales del Inbound Marketing consiste en la creación de contenidos de interés para atraer a visitas a la web. Esta primera etapa de atraer va seguida por tres fases más: convertir, cerrar y deleitar.

SEO

Cuando a un usuario le interesa un tema o un producto concreto lo más corriente es que utilice algún buscador como Google para realizar su consulta y opte por hacer clic a aquellos primeros enlaces que le resulten interesantes. Hay que tener en cuenta que la competencia es feroz y el SEO es un factor a tener en cuenta a diario pero que da frutos a largo plazo, así que es importante invertir en esfuerzos sin llegar a desesperarse.

El SEO puede cuidarse desde dentro (SEO on page) a través de titles, descripciones, keywords, enlaces internos, vídeos, imágenes bien nombradas… pero también debe buscarse desde fuera (SEO off page) a través de enlaces orgánicos, comentarios, linkbuilding…

Elige un diseño adaptativo que ofrezca una buena usabilidad al usuario, que sea rápido y cuente con una buena estructura… Todo ello remará en favor de la experiencia del usuario a la hora de visitar tu página.

 

Crear un blog corporativo, otra forma de comunicar

¿Para qué sirve un blog? No es sólo una herramienta para crear nuevo contenido; ayuda al posicionamiento SEO y a la diferenciación respecto a otras marcas o negocios.

Es la vía perfecta para explicar temas relacionados con tus productos o servicios, introduciendo una visión algo más personal, reflexiones, anécdotas vividas… Debes pensar qué busca el usuario relacionado con lo que ofreces y a partir de ahí volcarlo en un post. Si por ejemplo, te dedicas a la belleza, puedes explicar no sólo en qué consiste el nuevo tratamiento facial sino también las sensaciones que has tenido al probarlo y los beneficios que has sentido en tus propias carnes.

De esta manera, los usuarios que busquen en Google (o en redes sociales) información acerca de nuevos masajes quizás encuentren tu post y una vez leído, empiecen a navegar por la página web para saber exactamente qué ofreces. Y si no es así, puede que para la próxima vez que el lector busque algo relacionado con la belleza recuerde que en tu web encontró contenido de interés y repita.

Es muy importante que el blog permita dejar comentarios a los usuarios, con los que poder interactuar, responder, tomar nota para futuros posts… En internet la comunicación tiene que ser bilateral y en constante movimiento, por lo que es importante animar en cada post a que la gente lo comparta, deje sus comentarios y, posteriormente, dar ese feedback.

 

Blog corporativo - Guía

La base de toda estrategia digital es la creación de contenidos (texto pero también imágenes, vídeos, gráficos…) por lo que alimentar un blog corporativo es del todo esencial. Muchos posibles clientes pueden sentirse atraídos por un post y a partir de allí conocen nuestra página. A través del blog aumentamos la visibilidad de nuestra página, generamos confianza, vendemos  y fidelizamos al cliente.

Publicidad en Google Adwords

La manera más fácil de que te encuentren es a través de campañas pagadas para buscadores. Google Adwords permite crear campañas publicitarias para todos los precios a través de un sistema de pujas. Es lo que se conoce como SEM (Search Engine Marketing).

Es una fórmula muy válida para atraer visitantes porque aquellos que hacen clic en tu anuncio ya han mostrado cierto interés en lo que ofreces en la página web o tienda online.

Las redes sociales también sirven para dirigir tráfico a tu web

Las redes sociales son una puerta de entrada a nuestra web o tienda online. Para ello, no se puede improvisar las publicaciones que viertes en cada plataforma; todo debe estar cuidado y medido dentro de la estrategia que se quiera llevar a cabo.

No sólo debes añadir información o publicidad de tus productos; al contrario, la gente espera encontrar un lenguaje diferente en los social media, mucho más directo, menos acartonado y más natural. Compartir datos interesantes, realizar preguntas directas, agregar un link al último post que hemos escrito, conseguir sacar una sonrisa (o una lágrima de emoción)… será la senda por la que la gente se sentirá atraída y entablará una relación con esa empresa. Es la manera perfecta de crear comunidad y aumentar el SEO Off Page.

IMPORTANTE: Aprovecha las herramientas que ofrece cada red social para segmentar el público y llegar mejor a nuestro target y contempla la publicidad en los medios sociales como una buena manera de afinar el tiro.

Facebook

Recompensa a tus clientes

A todos nos gusta que nos mimen por lo que tener un caramelo para ofrecer a aquellos que han realizado alguna acción en tu web será bien valorado por parte del receptor. Por ejemplo, en Bost Marketing nuestro «regalo de bienvenida» es una auditoría gratuita a los usuarios que ya tienen web para que conozcan de primera mano qué aspectos deberían mejorar con el fin de ganar puntos de cara a SEO.

Pero hay múltiples formas de gustar al visitante: códigos de descuentos, un webinar gratuito, un curso formativo, descarga de algún software… En función del sector al que pertenezcas será más apropiado un tipo de recompensa u otro y es una manera de incentivar las visitas a tu página web.

Adapta tu contenido a múltiples plataformas

Si puedes adaptar tu contenido a diferentes plataformas (formato para foto en Instagram, vídeo en Facebook, gráfico de calidad en Linkedin, por ejemplo, tienes la oportunidad de ganar enlaces entrantes y de esta forma, mejorar tu posicionamiento SEO, algo que atraerá más visitas a tu web.

Marketing de influencers

Con el boom de las redes sociales han surgido los influencers, personas que con solo nombrar o mostrar un producto o servicio pueden conseguirnos muchas visitas web que muy probablemente pueden convertirse en compras. Normalmente estas colaboraciones son pagadas pero existen muchos tipos de acuerdo para llegar a un beneficio mutuo.

El porcentaje de rebote: ¿cómo puedes reducirlo?

Además de aumentar el tráfico hacia tu web debes intentar que se queden, naveguen y acaben realizando alguna acción. Si algún internauta aterriza en tu web por casualidad y se va a los pocos segundos, habrás perdido una gran oportunidad de venta. Este comportamiento es lo que se conoce como porcentaje de rebote y se considera que una tasa aceptable es un 35%-55% (para blogs y páginas de contenido); 25% -45% (para landing pages) y del 20%-40% (para tiendas online).

Un alto porcentaje de rebote se traduce en que el usuario ha entrado en la web y por algún motivo no le ha satisfecho y ha abandonado la navegación. ¿Qué causas pueden estar detrás? Que el contenido sea pobre, problemas que afectan a la navegación del usuario como el tiempo de carga, el diseño, la arquitectura, que no se adapte la página a diferentes dispositivos…

¿Qué soluciones tienes? Crear contenidos de calidad, textos cuya lectura sea agradable y fácil, párrafos cortos, negritas, H1, H2, H3… Utilizar imágenes optimizadas, realizar un buen keyword research (saber qué contenidos busca y cómo los busca tu público objetivo), mejorar la experiencia del usuario, invertir en diseño novedoso pero simple…

Se considera que una tasa de rebote aceptable se encuentra entre un 35%-55% (para blogs y páginas de contenido); 25% -45% (para landing pages) y del 20%-40% (para tiendas online).

Recuerda que es importante tener en cuenta todos los factores de diseño, posicionamiento SEO y usabilidad que te hemos comentado para que el usuario encuentre una página a su altura y no abandone la visita. Pero no hay que confundir tener muchas visias en éxito; lo que verdaderamente interesa es que las personas que entran en la web crean en lo que les ofrece y encuentren lo que están buscando.

 

La estrategia tiene que ir por enganchar a los clientes y no una vez, sino varias. Hacer que repitan, que sientan fidelidad hacia la marca.  En otras palabras: no importa la cantidad sino la calidad de las visitas. En el fondo se trata de ser honesto e intentar dar un servicio o producto de categoría al consumidor.

Desde Bost Marketing nos encantaría poder ayudarte, así que si tienes dudas sobre qué puedes hacer para mejorar tus visitas (en cuanto a cantidad y calidad) llámanos, escríbenos un whatsapp o un email. Lo que prefieras, estamos al otro lado para ponernos de tu lado.

× .