Tienda online: Lo que tienes que hacer para gestionarla con éxito

por Gemma Tenas Bost Marketing | Bilbao
Gestión de e-commerce
Si tienes un e-commerce en marcha o estás pensando en montar tu propia tienda online es muy probable que te invadan las dudas. ¿Será mucho trabajo? ¿Podré gestionarlo? ¿Cómo controlo los pedidos? En este post te explicaremos aquellas rutinas diarias que debes hacer si quieres dirigir con éxito tu propia tienda virtual.

La sensación de estar en la playa o en la montaña, mirar el móvil y ver que te ha entrado un pedido es muy satisfactoria. Pero no nos engañemos, el escaparate virtual no vende sólo; necesita de un cuidado y unas rutinas diarias para obtener sus frutos.

El esfuerzo y la dedicación son dos constante vitales en cualquier actividad que anhela una buena acogida, por lo que tener en cuenta estos consejos te ayudará a ser más eficaz en tu apuesta online.

Rutinas diarias para gestionar el e-commerce con acierto

Rutinas de gestión en el e-commerce.
1. Planificar una estrategia para tu comercio electrónico

Para poner en marcha tu tienda online es necesario tener una estrategia de marketing planificada, que guíe los pasos a seguir, las vías que se utilizarán, el tipo de contenidos que se ofrecerá, las promociones que se lanzarán y los tiempos que durarán…

Para vender por Internet es imprescindible contar con un buen posicionamiento, que sitúe arriba del ranking nuestra web. Durante años, se ha dicho que el rey del SEO era la generación de contenidos, y aunque hay otros factores que interfieren en el rastreo orgánico, la actualización de textos, imágenes, artículos… tiene que estar presente en tu estrategia de marketing.

Crea un listado de mails para hacer llegar las novedades de tu producto a tus seguidores sin que les suponga ningún esfuerzo, actualiza las redes sociales de tu negocio, invierte en SEM… La manera más rápida de llegar a más público es invirtiendo en campañas publicitarias, así que ten este gasto contemplado en las rutinas de tu día a día.

Es imprescindible que tu tienda online cuente con una buena base de datos de usuarios segmentada para enfocar el mensaje
Estrategia de marketing
2. Comprobar el estado de pedidos

La primera labor primordial que hay que llevar a cabo es comprobar si han entrado pedidos, cuántos han sido, cuántos hay que preparar, cuántos ya están de camino o ya han llegado… Además hay que dar respuesta a aquellos clientes que quieren hacer una devolución como también a los usuarios que han formulado una pregunta.

Para agilizar estos procesos, es recomendable que nuestro e-commerce ofrezca facilidades al comprador. Por ejemplo, que el cliente pueda seguir un enlace a través del cual se le indique dónde está el producto, si ya ha salido, qué día lo va a recibir… O, que pueda editar o revisar sus datos o los de la compra justo antes de darle al botón de ‘comprar’, para evitar que tenga que repetir todo el proceso o que, en el peor de los casos, se arrepienta y desista.

3. Analizar las visitas a tu e-commerce

Hoy en día existen muchas herramientas de analítica web que ofrecen datos objetivos sobre las visitas-interacción-acción que ha realizado el usuario. Es fundamental aprender a manejarse en estas gráficas, pero sobre todo, a interpretarlas.

Los datos no sirven de nada si detrás no hay una lectura. ¿De dónde viene tu público? ¿A través de qué canal ha accedido a la web? ¿Cuál es el comportamiento que tiene dentro de la tienda? ¿Cuántos desisten antes de finalizar la compra?

herramientas de analítica

Esta información es valiosísima para luego tomar cartas en el asunto: ¿es necesario que inviertas en publicidad de buscadores? ¿Debes fortalecer tu estrategia de redes y apostar por ella? ¿Necesitas crear contenido más específico para que la página siga teniendo un buen posicionamiento en torno a tu producto? ¿El diseño de tu web gusta al público? ¿Es fácil e intuitivo o el porcentaje de la gente que abandona la navegación es muy elevado?

4. Planificar las ventas y las compras

Los datos que vayamos recogiendo y la memoria de nuestra actividad comercial nos van a permitir ser previsores y planificar el futuro. La organización de los recursos nos lleva a ser más productivos y a ofrecer un mejor servicio.

En otras palabras, realiza una planificación de tus ventas teniendo en cuenta las analíticas de tus últimos días, tus nuevos seguidores, fechas señaladas (como Navidades, rebajas, Black Friday…). Y, consecuentemente, planifica las compras de todo el stock o materiales que vas a necesitar para poder ofrecer a los clientes, contar con productos suficientes o con los productos de moda… etc.

Previsión es sinónimo de eficacia.

Y, desde luego, utiliza tu estrategia de marketing para dar salida a todas las compras que has realizado: anuncia novedades, invierte en publicidad, haz concursos en redes…

5. Incentiva las compras con sorteos, promociones y/o concursos

Para captar la atención de nuestros clientes, conseguir nuevos y generar tráfico a nuestra tienda web, es importante echar mano de la creatividad y hacer partícipes a nuestro público. Algunos ejemplos que pueden ayudarte:

  • Uno de los concursos que más popularidad tienen es animar a tus followers para que cuelguen fotos y vídeos relacionados con tu producto y que voten por su imagen favorita.
    En función del tipo de promoción que llevemos a cabo deberemos plasmar las bases legales de dicho sorteo-concurso para evitar cualquier tipo de malentendido o problema.

Ofertas exclusivas, campañas de publicidad, subasta holandesa… existen una serie de herramientas de marketing orientadas a captar a más usuarios en nuestras redes y web

  • Otra manera de incentivar nuestra tienda virtual es a través de premios directos. Por ejemplo, un bono de 5 euros a utilizar en la próxima compra que realice el cliente. Es importante resaltar cuánto tiempo durará esta oferta.

 

  • Además, también se puede jugar con la baza de los sorteos, que es una de las técnicas más utilizadas en RRSS. Este tipo de acciones permite engrosar nuestro número de seguidores, ya que les pedimos que si nos siguen y comparten la publicación de las bases del sorteo en sus redes, podrán optar a, por ejemplo, un masaje balinés completo.

 

6. Redes sociales

Hemos insistido muchas veces en la necesidad de cuidar y mimar nuestras redes sociales de forma diaria, ya que nuestras publicaciones no les aparecen a todos nuestros seguidores si no sólo a los más relevantes o a los que están más interesados en nuestra actividad.

Por tanto, forma parte de nuestro trabajo diario dedicar tiempo a Facebook, Instagram, Twitter, Linkedin o los perfiles que tengamos abiertos.

Ofrece publicaciones interesantes sobre tu sector, anuncia novedades, crea debate o encuestas, cuelga alguna imagen divertida, contesta comentarios, comparte noticias, sube alguna promoción, dale a like o me gusta… En definitiva, no sólo alimentar tu perfil sino también a dar amor al resto de los internautas.

7. ¿Qué hace la competencia?
Hay que copiar lo que funciona. Por ello, debemos fijarnos bien en las acciones que realiza la competencia y poner en práctica lo que vemos que carbura. ¿Qué tipo de post publican? ¿Cuál es el diseño de su web? ¿Qué ofertas tienen? ¿Cuál es su política de devoluciones?
Bost Marketing-ecommerce
8. Saca tu lado geek
Si tenemos una tienda online debemos de estar al día de las últimas tendencias en la red: nuevas aplicaciones, funcionalidades extra en las redes sociales, foros y chats especializados… Debemos probarlas, jugar con ellas y ver si nos funcionan.

En resumen, las rutinas diarias que interfieren en la buena gestión de un e-commerce, no difieren mucho en cuanto a concepto de las que necesita una tienda física. Por otra parte, este post de ‘Los errores más comunes del e-commerce: aprende a solucionarlos‘ te ayudará a evitar caer en los errores más típicos. Se trata de constancia, esfuerzo, mimar a la clientela y mostrar la mejor imagen del comercio. La planificación y el análisis de los datos también se convierten en herramientas diarias para afrontar con resultados positivos esta tarea.
¡Mucho ánimo y adelante!