Tener un Community Manager interno o externo, esa es la cuestión

por Gemma Tenas | Bost Marketing | Agencia de marketing digital | Bilbao
community manager

Las redes sociales son el nuevo paradigma de la comunicación. Sus diferentes plataformas y su constante actualización las convierte en una fuente, viva y rica, de potenciales consumidores. Por eso, a día de hoy, la mayoría de empresas quieren tener su perfil en Facebook, Twitter, LinkedIn y otras redes más sectoriales, para dirigirse a un público que esté receptivo a su oferta.

La cuestión principal, no es si tener o no perfil en los diferentes soportes sino si tenemos el tiempo y la experiencia suficiente para gestionar correctamente estas redes Y he aquí cuando nacen las dudas de muchos empresarios a la hora de tomar una decisión: ¿es mejor contar con un Community Manager externo a la compañía o es preferible impulsar un técnico de social media desde la propia organización?

No existe una respuesta buena y otra mala, pero sí podemos plantear abiertamente las ventajas y desventajas de externalizar o internalizar la labor del Community Manager para que tomar esta decisión sea algo más sencillo.

Contratar a un Community Manager

Para una pyme, la opción más recomendable es externalizar la gestión de las redes sociales porque se asegura un desarrollo más profesional. Por otra parte, la implementación se realizará de una forma más ágil si lo lleva una agencia, puesto que cuenta con el software y la experiencia suficiente para acelerar el proceso.

Ventajas de contar con un community manager externo

Experiencia: una agencia que lleva otras cuentas acumula muchas tablas. Por lo que su experiencia y estrategia resulta esencial en situaciones críticas como puede ser una crisis de reputación que debe atajarse con celeridad.

Agilidad y recursos: en la agencia controlan diferentes herramientas profesionales para gestionar las diferentes redes.

-La externalidad conlleva objetividad: a veces, desde el apego a la marca no tenemos una visión suficientemente global y podríamos no entender las necesidades de los usuarios.

Desventajas de externalizar la gestión de las redes

Menor conocimiento del producto o servicio que los trabajadores que desarrollan su labor en la empresa.

Desconexión emocional con los productos o la filosofía de la empresa. Al tratarse de alguien externo, el Community Manager tiene que ganarse la confianza de los trabajadores y transmitir con exactitud su ímpetu y su espíritu.

Lentitud en la toma de decisiones: si el Community Manager no cuenta con independencia suficiente por parte de la empresa, se ralentiza el ritmo de respuesta ante la toma de ciertas decisiones.

Responsable de las redes sociales

Contar con un Community Manager dentro de la empresa

Si la empresa decide impulsar a un Community Manager desde la organización tendrá que invertir un tiempo de formación por lo que se ralentizará la puesta en marcha del proyecto. No obstante, el CM estará en inmerso en el ambiente del que luego hablará con propiedad en las diferentes redes sociales.

Pros de formar y promocionar a un profesional de las redes sociales

Conoce el producto de primera mano y tiene contacto directo con los departamentos de marketing y comunicación por lo que existe una comunicación mucho más fluida y una visión conjunta del plan estratégico de la empresa.

-Ante dudas de los clientes, el Community Manager puede acudir a la fuente directa y dar una respuesta mucha más precisa.

-Se agilizan las tomas de decisión, al no haber intermediarios de por medio.

Community Manager externo

Contras de contar con un community dentro de la plantilla

Falta de experiencia: si se ha promocionado a una persona para que actúe como Community Manager necesitará un tiempo de asesoramiento hasta que vaya adquiriendo la suficiente pericia en este nuevo canal de comunicación. Por otra parte, es probable que carezca de algún conocimiento que implica la profesión (SEO, SEM, analítica…) así como de herramientas tecnológicas.

Subjetividad: el compromiso y la implicación con la empresa puede que le lleven a perder algo de persepectiva.

-Formación en la empresa y en la profesión, algo que implica una inversión de recursos y tiempo en un primer momento.

-Aumenta la carga salarial de la empresa.

 

En resumidas cuentas, aunque se trata de una decisión que corresponde realizar a cada empresa, es recomendable que para lanzarse a las redes sociales, se contrate a un Community Manager externo y que tras esta experiencia se valore si sería oportuno internalizar este perfil en el seno del negocio.