Creando una identidad corporativa

por Alatz Ruiz | Bost Marketing | Agencia de marketing digital | Bilbao
Remarketing

Construyendo los cimientos de lo que vas a ser

Posiblemente habréis escuchado en más de una ocasión eso de «una marca es mucho más que un logo», pues bien, es totalmente cierto. Es precisamente en el momento en que uno tiene claro lo que quiere transmitir, cuando debe intentar volcarlo todo en forma de logo, combinación de colores, formas, tipografías y todo ese abanico de elementos que tenemos a nuestra disposición.

De hecho, podríamos definir el concepto de identidad corporativa como el conjunto de elementos que utilizamos para comunicar nuestra marca y hacerla reconocible.

Los primeros pasos que deberían de seguirse antes de nada es reunirse con todos los integrantes que van a componer esa marca y plantear una serie de preguntas, las cuales irán definiendo por donde van a ir los tiros. Veamos cuales son:

  • ¿Qué ofrecemos? Fundamental, verdad? Esta pregunta habría que responderla de manera ágil, sin adornos ni miramientos. Vendemos camisetas y zapatillas, por poner un ejemplo.

 

  • ¿Qué queremos transmitir? En este caso, habría que realizar el ejercicio de pre visualizar lo que se quiere que una persona que está mirando los productos de tu web sienta. Siguiendo un poco con el mismo ejemplo, podríamos estar hablando de transmitir una sensación de comodidad y elegancia unidos por un diseño original. Si la persona siente que comprando esas camisetas y zapatillas va a ir bien conjuntado, cómodo, con la sensación de que viste unas prendas poco habituales que lo diferencien del resto y además siente que está contribuyendo a no dañar el medio ambiente…es muy probable que las acabe anhelando y por consiguiente, comprando.

 

  • ¿Cuál es nuestro valor añadido? Aquí es donde podemos explayarnos más en lo que a las características de nuestro producto. Dado que precisamente camisetas y zapatillas hay muchas en el mercado, tenemos que hacer ver por qué deberían comprar las nuestras. En este caso, el motivo podría ser que nuestros productos aparte de ser diseñados por nosotros mismos (diseño original), están fabricados con materiales reciclados y podríamos especificar que por cada par de zapatillas que comprases, estarías reaprovechando X botellas de plástico.

 

  • ¿Cuál es vuestra creencia como marca? Personalmente, suelo ver esta pregunta como una encapsulación que abarca todo lo que se ha ido recopilando en las anteriores preguntas. Podríamos decir que en el caso que hemos estado poniendo como ejemplo, la esencia sería la de una marca que aglomera elegancia, originalidad de diseño, comodidad y compromiso medioambiental.

 

Tu marca, tu alma, tu esencia

Identidad corporativa

Como habéis podido observar, crear la identidad de una marca no es una tarea objetiva ni puramente técnica, si no que tiene un valor creativo intangible mas bien alto. Una vez hemos realizado toda esa reflexión previa, es cuando ya podemos a crear (o mandar crear) toda una serie de elementos gráficos que plasmen todas esas cosas que hemos ido recopilando. Por supuesto, será muy importante que en todo momento mantengamos la coherencia de lo que hemos plasmado. A medida que vaya pasando el tiempo, las propias experiencias que se vayan viviendo irán perfilando la marca y esta irá evolucionando poco a poco.

El objetivo de todo este proceso es que tu marca hable por si sola de los valores de tus productos, es decir, que toda la entidad gráfica que arropa tu marca haga al cliente decantarse por tus camisetas y zapatillas en lugar de las de la competencia.

No es casualidad que haya elegido la foto de unas Converse antes de escribir estas palabras. Si lo piensas, puede que precisamente el logo de Converse no sea del todo reconocido si lo pusieramos en crudo, sin embargo la forma sus zapatillas es mundialmente reconocida e incluso asociada a un estilo de vida. Las Chuck Taylor (el modelo que aparece en la foto y la figura más representativa de la marca) no son las zapatillas más cómodas del mercador, ni las más elegantes, ni las más baratas precisamente….pero hay personas que simplemente las elige por lo que transmiten y por lo que representan.

Tu forma de actuar es también parte de tu marca

Ejemplo de Identidad corporativa

Vuelvo a a incidir en lo que comentába al inicio de este artículo, «una marca es algo más que un logo» y es que todos los conceptos que identifiquen nuestra marca deben verse reflejados también en el resto de elementos de comunicación que se usana en el día a día.

 

Cosas como el tono de los mails, los tweets, el tipo de imágenes que acompañan nuestros posts, la manera en la que das tu servicios (y más aún…tu servicio post venta), el packaging (en caso de disponerlo) deben de ir a juego con tu identidad gráfica para que de alguna manera esta quede impregnada de la esencia que os hace únicos. De esta manera conseguiremos crear un lenguaje propio con el que podremos conectar con el tipo de cliente que seguramente será muy proclive no solo a comprar nuestros productos, si no a evangelizar nuestra marca y recomendarla a sus amistades. 

× .